Fotógrafo de bodas en Puertollano (Ciudad Real)

Reportaje de boda en Los Escuderos

La boda de Gema y Óscar

Tras un amor que comenzó como una bonita amistad, Gema y Óscar forman una de esas parejas que cuando las conoces, ya les quieres. Por su simpatía, por su sencillez y porque puedes pasarte horas con ellos y no se te hacen largas.

Gema y Óscar ya llevaban unos años de convivencia cuando decidieron dar un paso más reuniendo a sus familiares y amigos para un evento que todos estaban esperando, ¡por fin se casaban!  Fue una boda familiar, donde se respiraba la alegría que todos sentían por verles dar un paso tan importante. Fue una boda íntima, una boda con pocos invitados y celebrada en un espacio cerrado. Y nosotros, La Retratería, fuimos los fotógrafos elegidos para realizar su reportaje de boda, o lo que es lo mismo, captar con nuestras imágenes toda la emotividad y la diversión de cada uno de los momentos que vivimos junto a ellos.

Nos encanta Gema porque es de esas novias que irradian felicidad. Su cara reflejaba las emociones que iba viviendo en el día de su boda con toda naturalidad. Estaba arropada por sus padres, sus hermanos, sus cuñadas y sus sobrinos. ¡Imagínate! La más pequeña se casaba y ¡en una casa donde todos eran chicos!

Óscar estaba nerviosísimo cuando llegamos a su casa. Pusieron tanto mimo cuidando cada detalle de su boda y en que todos los detalles para los invitados fuesen especiales, que no querían que nada saliese mal. Y allí estaba él, escoltado por sus chicas (sus hermanas, su prima, su madre, su tía…), y por su padre, que estaba casi más nervioso que el novio.

3 ingredientes imprescindibles para que una boda sea todo un éxito:  Amor, emoción y diversión. ¡En esta boda no faltó ninguno de ellos!

Su boda religiosa se ofició en la Parroquia de San José de Puertollano, una iglesia de estilo moderno y funcional, acorde con las viviendas de la singular barriada que la rodean. Para ellos la elección de esta iglesia fue todo un acierto, porque permitió a Gema llegar a pie, rodeada de su familia, desde la casa de sus padres, y ofrecer a sus invitados unas preciosas imágenes de la llegada de la novia a la iglesia. ¡Y como no! ¡También unos momentos muy emotivos y espontáneos dignos de capturar por sus fotógrafos de boda!

Un look de novia sencillo, fresco y sobre todo, cómodo.

El día de su boda y siguiendo la tradición, cada uno eligió vestirse en casa de sus padres junto a sus familias.

Óscar se decantó por un total look de Antonio Ñacle, un traje novio de tres piezas, de Carlo Pignatelli, en azul y camisa blanca, y unos zapatos de novio azules con cordones.

Gema eligió un precioso vestido de novia de Seda y Organza de la firma nupcial Aire Barcelona. Un vestido con silueta de línea A que combinaba un encaje espectacular con una falda de tul que le aportaba mucho movimiento y un aire etéreo precioso. Para completar el look de novia, se decantó por tocado floral adornando su peinado recogido, super sencillo y muy natural que, junto con el maquillaje, confió a O2 Peluquería y Estética.

Tanto del ramo de novia, de rosas en rosa empolvado combinadas con paniculata en azul y blanco, como del tocado floral a juego y de los prendidos y la decoración floral de la iglesia, se encargó Los tocados de mi madre.

Gema se decidió por unos zapatos de novia con brillo de Pattuka, unas sandalias blancas de tacón con detalles en brillantina blanca que, al elegirlas con plataforma, ayudaron a que el tacón alto no se notara tanto y pudiese lucirlas durante muchas horas.

Otros de los detalles super especiales que completaron el estilismo de la novia fue la joyería. Tanto los pendientes como la pulsera que llevaba Gema, fueron el primer regalo que Óscar le hizo a por su cumpleaños, y también quiso llevar en un día tan especial, su anillo de compromiso, junto con un anillo que su padre le regaló a su madre y que simboliza el “algo prestado”.

Ofrecieron un cóctel al aire libre en el Complejo Hostelero Los Escuderos, en un espacio con zonas para sentarse, zonas ajardinadas para que los niños pudieran jugar y divertirse, un rinconcito con un cortador de jamón y diferentes mesas con comida y bebida para que todos pudiesen disfrutar de este momento.

Cuando compartes momentos especiales estos se convierten en momentos inolvidables.

La cena se celebró en un salón cerrado decorado por una preciosa iluminación que creaba un ambiente muy acogedor. Como te contábamos antes, ellos prepararon con mucho amor sorpresas para los invitados, porque era una boda muy especial y muy esperada. Y a lo largo de toda la velada, entregaron regalos a amigos y familiares a los que quisieron dar especial importancia y hacerles también protagonistas en el día de su boda. Para ellos seguro que estos momentos son los que reflejan todo lo especial, mágico e inolvidable que fue el día de boda.

Aunque suene a tópico lo que te vamos a decir, el día de tu boda todo pasa muy rápido. De verdad, es así, rapidísimo. Y por eso hay que disfrutarlo antes de que pase sin que te des cuenta.

El mejor fotógrafo de bodas, será ése que te haga sentir cómoda, que capture con sus fotos el ambiente único que tú has creado y con el que tú has soñado y, sobre todo. Ése que haga que cada vez que vuelvas a ver tus fotos de boda, te hagan revivir y disfrutar de nuevo todos y cada uno de esos momentos especiales que sucedieron en un día tan bonito, tan especial y a la vez tan efímero.

Somos fotógrafos de bodas en Ciudad Real (aunque nos desplazamos por todo el territorio nacional) y hacemos reportajes de boda personalizados, adaptándonos a ti, a tus preferencias. Si te casas y te gustaría tener un reportaje de boda como el de Gema y Óscar, ¡ponte en contacto con nosotros!

Cuéntanos dónde será tu boda, si ya tienes fecha y todos los detalles que creas importantes

Fotografos de bodas en Ciudad Real – Fotógrafos de bodas en Puertollano – Fotógrafos de bodas en Valdepeñas – Fotógrafos de bodas en Alcázar de San Juan – Fotógrafos de bodas en Tomelloso – Fotógrafos de bodas en Manzanares

Fotógrafo de bodas en Puertollano (Ciudad Real)Carlos García Lozano